¿Por qué gatear es tan bueno?

El gateo es una de las etapas que más ayuda al desarrollo de la psicomotricidad del bebé. Es una etapa que suele comenzar entre el octavo y doceavo mes, aunque no debemos olvidar que cada uno lleva un ritmo de desarrollo distinto.

Entre sus beneficios se encuentra ayudar a fortalecer la musculatura y el desarrollo de la columna, también para que el pequeño vaya teniendo autonomía para desplazarse.

Además de lo citado anteriormente, sin darse cuenta, el bebé está teniendo unos beneficios que le ayudaran en un futuro próximo, porque “el gateo ayuda al desarrollo cerebral”.

Vamos a nombrar los numerosos beneficios que tiene en el cerebro:

El desarrollo del patrón cruzado, este tipo de desplazamiento que consiste en desplazarse avanzando con el brazo izquierdo y el pie contrario, y después igual con el otro lado, ayuda al desarrollo de los hemisferios y posteriormente a determinar cuál será el dominante.

El desarrollo y el perfeccionamiento de la visión, esta función le ayudará a enfocar la vista en un campo de unos 40-50 cm aproximadamente y estudiar bien su alrededor. Este desarrollo le vendrá bien en la etapa escolar, el campo de visión que mas ha desarrollado durante el gateo es el mismo en el que se sitúa un libro a la hora de leer o escribir.

El desarrollo del tacto, al apoyar las manos para desplazarse, sin ser consciente está transmitiendo al cerebro información de las diferentes texturas y sensaciones con las que se encuentra a diario, esté punto le favorecerá en la etapa escolar y le beneficiará en la escritura.

-El desarrollo de la coordinación óculo manual, durante el gateo, el bebé establece una distancia entre la mano y el ojo, esto le ayuda a medir el mundo que le rodea y adaptarse al medio, y muy importante, esta distancia será la misma que tendrá en el colegio entre el ojo y un lápiz, con lo cual, se verá influenciada la escritura.

Bebe gateando en el suelo

Existen diferentes tipos para estimular el gateo:

Los padres deben de coger el concepto que el mejor medio para el desarrollo del bebé es el suelo, sin pensar en que se manche.

Debemos crear un entorno a su alrededor con objetos que le estimulen y llamen su atención, una pelota, un peluche, … y colocarlos a una distancia próxima para que él intente alcanzarlos.

Podemos usar los llamados rulos de gateo, se trata de unos rulos blandos que se colocan entre el suelo y la barriguita, ayudando así a fortalecer brazos y piernas, hemos de tener en cuenta que lo más difícil para ellos para empezar a gatear es despegar la barriguita del suelo.

Una vez que haya conseguido gatear le ayudaremos a perfeccionarlo poniéndole pequeños obstáculos que tenga que superar, ya sean cojines, piernas de un adulto, etc.

Hemos de tener en cuenta que un buen y perfeccionado gateo le ayudará en la etapa de empezar a caminar, hay que tener paciencia y no forzar el desarrollo del bebé, él es el único que sabe cuando está preparado para pasar de etapa.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar