¿Tu bebé tiene miedo a la oscuridad?

Uno de cada tres niños tiene miedo a la oscuridad, no es nada fuera de la normalidad, se trata de un miedo evolutivo, forma parte de la evolución del bebé y desaparecerá a medida que se hace mayor, este hecho es conocido técnicamente como Escotofobia.

En este artículo verás una serie de trucos que le ayudarán a vencerlo, hacer juegos, establecer rutinas y dejarles una luz tenue durante la noche.

Establecer rutinas relajantes

Tener las mismas rutinas a diario antes de la hora de dormir ayudará al bebé a no tener temor a la noche. Él asimilará una serie de acciones en cadena que terminan en la cama, un buen ejemplo es, un baño acompañado de un masaje relajante, seguido de la cena, bien sea su papilla, un biberón…, llevarlo a la cama, que abrace un peluche desde pequeño le ayuda a mucho a tener confianza y hablarle le tranquilizará y le ayudará a dormirse.

Bebém durmiendo con pelulche

Evitar las escenas que le puedan crear miedo

Evita que vea películas, historias o contarle escenas de miedo, así  no relacionará la oscuridad a la hora de dormir con el miedo.

Hacer ver que su entorno es seguro

El niño empezará a crear en su imaginación lugares de la casa en los que el creerá que hay alguien, algún animal o los monstruos que aseguran haber visto, bien, en este caso se deberá acompañarle a ese lugar para ver que no hay nada, y poco a poco el eliminará de su imaginación esos lugares de la casa como tenebrosos.

Juega con ellos para burlar a la oscuridad

Diviértete con él jugando durante el día a juegos en los que en algún momento hay oscuridad, véndale los ojos para adivinar objetos, en una habitación oscura jugar a encontrarse uno al otro, de esta manera se evitará el concepto de que la oscuridad es un lugar siniestro y tenebroso.

Dejar encendida una luz tenue

Es muy recomendable que al principio de esta fase del miedo le ayudemos dejando una luz tenue en la habitación, algo que apenas ilumine pero que permita un poco claridad, para esto te ayudará alguna lamparita con la forma de algún animal que a él le guste.

Evita encenderles la luz

Nunca debes encender la luz de la habitación cuando se despierte llorando, eso le ayudará a entender que le oscuridad le da miedo y la luz le tranquiliza. Debes calmarlo con palabras que le transmitan tranquilidad y acariciándolo suavemente

 

Y recuerda, no por tener miedo hay que menospreciar al bebé, al contrario, hay que ayudarle a superarlo y felicitarlo cada noche que lo consiga.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar