Seguridad infantil en el coche

La importancia de utilizar siempre una silla infantil que se adecúe a la talla y peso del niño en el coche es incuestionable. Existen ocasiones en la que nos despreocupamos, ya sean las prisas o en trayectos cortos se lleva a los niños solamente con el cinturón, está demostrado que a 50 km/h existe un alto riesgo de mortalidad si se produce un impacto y el niño no está sentado en una silla adecuada a su peso, estatura o edad.

Tipos de silla

Existen diversos tipos de silla, que varían según el crecimiento del bebé, ya son muchos los fabricantes que con una sola silla cumplen las necesidades de varios grupos. Detallamos las principales características:

Grupo 0: Hasta 10 kg y/o 9 meses aproximadamente.

Grupo 0+: Hasta 13 kg y/o 15 meses aproximadamente.

Grupo I: De 9 a 18 kg y/o desde los 8 meses hasta los 3 años aproximadamente.

Grupo II: De 15 a 25 kg y/o desde los 3 años hasta los 7 años aproximadamente.

Grupo III: De 22 a 36 kg y/o desde los 6 años hasta los 12 años aproximadamente.

Niño durmiendo en coche

Tipos de Anclaje

Cabe resaltar que el tipo de anclaje más seguro para este tipo de dispositivos es el tipo Isofix, dando una mayor seguridad y protección ante cualquier accidente. Dado que hay vehículos que  no disponen de este sistema de sujeción, existe el anclaje con los cinturones de seguridad del propio vehículo, existen dos tipos; anclaje a 3 puntos y anclaje a 5 puntos.

Sentidos de circulación

Existen dos tipos de circulación para estos dispositivos.

Es obligatorio hasta los 15 meses de edad del bebé la circulación en sentido contrario a la marcha y recomendable hasta los 18 meses. Los dispositivos siempre irán en los asientos traseros y al ser posible en el espacio central.

A partir de los 15 meses de edad pueden ir en sentido de la marcha, siempre en dispositivos homologados para ello.

Niña durmiendo mal

Principales recomendaciones

Constantemente se están actualizando las normas y recomendaciones con el único y principal fin de dar mayor seguridad frente a un impacto o accidente, a continuación definimos algunas de ellas:

-Aquellos niños que midan 135 cm o menos deben ir en la parte trasera del coche con su correspondiente silla de coche específica.

-La cabeza del niño nunca debe sobresalir por encima del respaldo de la silla, puesto que si no, deberíamos cambiarla por otra del grupo superior.

-Nunca irán dispositivos de seguridad en los asientos delanteros salvo las siguientes dos situaciones, por ausencia de asientos traseros en el vehículo o que estos ya vayan ocupados por más niños.

-En caso de que tengamos que instalar la silla de coche en el asiento delantero, debido a alguna de las excepciones anteriormente citadas, hay que saber que sólo podrán utilizar sistemas de retención orientados a contramarcha y con el airbag desactivado.

Vamos a mencionar también aunque es lo menos importante de este artículo, que las multas por no utilizar los sistemas homologados y obligatorios, supondrán la pérdida de 3 puntos y una multa de 200 euros.

Seamos conscientes de la importancia del buen uso de los dispositivos de seguridad infantil en los vehículos, un mínimo gesto salvará una vida.

Equipo de redacción de www.pequeneces.com

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar